7 razones por las que Christian Bale nos perseguirá para siempre en The Machinist

El maquinista sigue Christian Bale como el maquinista Trevor Reznik, cuya vida comienza a desmoronarse a su alrededor. A medida que se aisla de sus compañeros en el trabajo e intenta acercarse más con los pocos faros de esperanza en su vida, se ve interrumpido por la aparición de un hombre misterioso conocido solo como “Iván”.

Las cosas alcanzan un punto álgido a medida que Trevor se vuelve cada vez más privado de sueño y comienza a perder el control de lo que es la realidad y lo que construye su psique cansada. Finalmente, Trevor se da cuenta de que Ivan es un producto de su imaginación, desbloquea sus recuerdos reprimidos y se da cuenta de que él fue el responsable de un atropello y fuga que llevó a la muerte de un niño pequeño. Finalmente, comprendiendo la gravedad de su situación, Trevor se entrega a la policía y está listo para enfrentar las consecuencias de sus acciones.

El maquinista fue lanzado en 2004 con una mezcla de elogios de la crítica. Christian Bale interpretó a un Reznik maníaco a lo largo de la película, que se encontraba privado de sueño, demacrado y paranoico. Mientras Reznik de Bale lucha por descubrir qué le está sucediendo, su interpretación salta de desagradable a inquietante rápidamente. La descripción de Christian Bale de un hombre empujado a sus límites físicos, emocionales y psicológicos se convirtió en un icono y un testimonio de su capacidad de actuación por derecho propio. Dicho esto, aquí están las 7 razones por las que la representación de Bale fue tan poderosa e inquietante.

La transformación física de Christian Bale

La imagen del maquinista n. ° 1

Antes de El maquinista, Christian Bale trabajó en películas como American Psycho, donde retrató hombres en forma y, a veces, atléticos. Como El maquinista describió a Trevor como un “esqueleto viviente”, Bale dio un paso al frente y trabajó en el desarrollo de un físico que coincidiera con la descripción. Bale cambió drásticamente su dieta, reduciéndola a “agua, una manzana y una taza de café al día, con el whisky ocasional”. Los resultados hablaron por sí mismos, ya que el peso de Bale se desplomó de 182 libras a 120 libras. Bale expresó su interés en continuar hasta alcanzar un peso objetivo de 99 libras, pero finalmente los cineastas lo desaconsejaron por razones de salud. A pesar de esto, el cuerpo de Bale pasó de atlético a demacrado con gran efecto. Los ojos hundidos, las vértebras que sobresalen y las costillas siempre visibles crean un inquietante presente visual, casi como un cadáver, a lo largo de toda la película.

La iluminación y el color

La imagen del maquinista n. ° 2

La paleta de colores apagados de la película realza la sensación de temor e inquietud que persiste constantemente en cada escena. Rara vez se ven colores brillantes y todas las sombras perduran. El juego de sombras en sí funciona bien con el físico de Christian Bale para la película, ya que las sombras quedan atrapadas y definen nítidamente los rasgos esqueléticos provocados por su repentina pérdida de peso. Además, incluso las escenas mejor iluminadas de la película se suman a la inquietud, ya que la luz se siente opresiva y utiliza la paleta de colores que uno esperaría de una bombilla fluorescente mal mantenida.

Cómo Christian Bale retrata la privación del sueño

La imagen del maquinista n. ° 3

La película hace un punto para resaltar que Trevor sufre de insomnio y lo vincula estrechamente a sus sentimientos reprimidos. Christian Bale, sin embargo, hace algo más que retratar a un protagonista que se queda dormido con frecuencia. Como en la vida real, el insomnio de Trevor lo deja sintiéndose agitado e incómodo, mientras su cuerpo se balancea entre ataques de cansancio y “segundos vientos” artificiales inducidos por la cafeína. Las expresiones de reposo y el comportamiento de Bale ilustran que la falta de sueño de Trevor no solo lo está agotando físicamente, sino que también está erosionando su estado emocional y percepción de la realidad.

La desesperación creciente

La imagen del maquinista # 4

La difícil situación de Trevor, al menos desde la perspectiva de la película, comienza con un accidente laboral que ocurrió bajo su supervisión. A partir de aquí Trevor se ejercita a sí mismo; al principio preocupándose si lo que está experimentando es la venganza del hombre que resultó herido en el accidente. Cuando se da cuenta de que su difícil situación no es instigada por el hombre al que hizo daño, Trevor se vuelve aún más frenético, ya que ahora ya no tiene una explicación de lo que le está sucediendo. Las cosas comienzan a parecer más surrealistas y se mezclan con su psique, y la actuación de Bale aumenta con la tensión. Cada interacción incómoda con otro personaje se convierte rápidamente en un grito de ayuda, ya que Trevor se da cuenta de lo aislado que está realmente y de lo impotente que se encuentra en las circunstancias.

El enfoque de la historia en la redención

La imagen del maquinista # 5

Un tema recurrente en la historia es el “camino hacia la redención”, que evidentemente está ligado al hecho de que Trevor nunca reconoció su traumático atropello y fuga. Trevor realmente se cree más allá de la redención, y en el primer acto de la película, el pensamiento está muy lejos de su mente. Sin embargo, cuando se da cuenta de que su difícil situación no es la causa de la búsqueda de venganza de un compañero de trabajo descontento, el pensamiento estalla en el primer plano de su mente y Trevor comienza a preguntarse si hay alguna redención para él. La actuación de Bale en este punto de la película retrata la solemne y silenciosa desesperación de un hombre que se pregunta si es redimible y, además, ¿se considera digno de esa redención?

La representación de la culpa

La imagen del maquinista # 6

Antes de que la audiencia se dé cuenta de que Trevor es responsable del homicidio, las señales sutiles comienzan a mostrar que Trevor está ocultando algo y eso pesa en su conciencia. A lo largo de la película, se ve a Trevor en varias ocasiones lavándose las manos. La actuación de Bale eleva este sencillo procedimiento sanitario a un intento frenético y serio de eliminar por la fuerza una mancha de la persona. Trevor se lava las manos con lejía, en lugar de jabón de manos, como si lo que haya ensuciado sus manos fuera demasiado fuerte para que lo pueda manipular el jabón convencional. La expresión facial de Bale mientras se lava las manos es desesperada, como si su vida dependiera de la limpieza. Además, cuando Trevor finalmente se entrega y reconoce su crimen, parece drásticamente aliviado. A pesar de estar encarcelado por una cantidad de tiempo desconocida, Trevor parece mucho más a gusto, y cuando llega a su celda, finalmente se queda dormido por primera vez en mucho tiempo.

Cómo maneja el trauma

La imagen del maquinista # 7

Mientras Trevor ha reprimido su trauma, Bale lo pone al frente y al centro con sus sutiles gestos y comportamiento. Desde el comienzo de la película, el público puede notar que algo anda mal en Trevor. Sin embargo, el propio Trevor mantiene un estricto control sobre su trauma, y ​​la audiencia y otros personajes inicialmente se preguntan cuál es la fuente de su paranoia y carácter reservado. Trevor pudo haber suprimido sus recuerdos de su conciencia de vigilia, pero en sus sueños y alucinaciones, tiene indicios de la verdad que continúan llevándolo a la desesperación. La representación de Bale de un hombre reprimiendo sus emociones y su trauma muestra de manera inquietante los efectos adversos de huir de los problemas y emociones de uno, mostrando cuán destructivo puede ser realmente evitar las consecuencias y la confrontación.

Leer Mas  Los fanáticos quieren que Bruce Campbell lleve su Mysterio a Spider-Man: No Way Home

Reply